lunes, 25 de septiembre de 2017

Una noche de copas 1

Es bien sabido que el alcohol saca la verdadera persona que somos. Cancela hipocresías y muestra al verdadero individuo que escondemos bajo las máscaras que siempre traemos con nosotros. También es muy conocido el hecho de que algunos hombres que ya traen copas de más les da por jotear, se les manifiesta su lado homosexual y hasta llegan a tener experiencias sexuales con otro en sus mismas circunstancias o con algún amigo gay. Muchos hombres supuestamente heterosexuales han tenido sus primeras experiencias homosexuales al amparo del alcohol.

No es mi caso. Nunca en mis años de heterosexualidad busqué a otro hombre en la borrachera. Mis primeras veces fueron totalmente sobrio, pero a partir de haber experimentado y gustado del sexo con otro hombre, a veces cuando estoy ebrio se me antoja estar con un hombre y que me coja. Qué hacer si se me sale lo puta.

He llegado en ocasiones a mi casa ebrio y el estar ebrio hace que me ponga caliente. Así que me he dispuesto a buscar quien me quite la calentura. Es muy fácil, solo entrar al chat para ver si hay suerte y por ahí anda otro caliente como yo, alguien que solo quiera sexo. Es muy fácil encontrar sexo con un hombre si lo comparamos con buscarlo con una mujer. Para que fuera sencillo tendrías que pagarles y ese no es el caso.

He tenido mis días de suerte. He estado super caliente esperando encontrar a alguien conectado a las 12 de la noche, que no viva lejos, que esté disponible y que sea activo. A veces se alinean los astros y te encuentras a ese caliente que también te estaba buscando. Una vez fui a casa de uno, un tipo de mi edad, fue sexo algo rudo y delicioso, me trataba como quería y eso me tenía super caliente. Una hermosa verga, quizá la mas linda que me he metido, estética, con el tamaño y el grosor perfecto. Besos increíbles y mucha lujuria. Un bisexual maravilloso con el que estuve tres veces y que por desgracia se ha mudado de aquí.

Otro día, con un chavo de 20 años, un chico que meses atrás me había dejado un inbox en facebook diciendo que le encantaría penetrarme, porque en mi muro tenía fotos de mis nalgas y de mi cuerpo. Ese día lo encontré y en menos de 10 minutos ya iba por el en el coche. Eran mas de la una de la mañana cuando nos encontramos en el coche, afuera de un oxxo. Cuando se subió al coche no me pude resistir y lo comencé a besar, me abalancé sobre el y nos dimos unos deliciosos besos. El temblaba. Estaba nervioso pero excitado, y a pesar del aparente temor que se le notaba me dejaba devorarlo a besos, mientras mi mano ya había sacado su gran verga y jugaba con ella.

Luego me bajé a mamar. Ese chavo tiene una verga maravillosa y grande que me pedia que la chupara. Estuvimos un rato ahí y luego lo llevé a mi casa. Ahí me lo comí completo. Con muchísimos besos y caricias, con mamadas, con su vergota en mi ano haciendome gemir. Al final se la mamé y se vino en mi boca. Su semen fue el primero que tragué. Luego nos quedamos un rato acostados, acariciándonos y platicando. Eso me encanta.